Nuestra historia

Este edificio de interés arquitectónico comenzó a construirse por orden del I Marqués de Rafal Jerónimo de Rocamora en 1639, quien ya había construido en el año 1622 la Iglesia de San Jerónimo en Benferri. Los gastos de la obra fueron cubiertos por los distintos marqueses de Rafal de la Casa de Rocamora que se fueron sucediendo en el título.

 El mismo año del comienzo de las obras falleció Jerónimo y la construcción fue continuada por su hijo y sucesor Gaspar de Rocamora, II Marqués de Rafal, quien encargó que fueran colocadas en la fachada del templo las armas y los escudos de los Rocamora y de los García de Lasa.

 En 1640 finalizó la primera fase de construcción, consistente únicamente en el altar mayor y los laterales del mismo y que culminaba con una pequeña torre (campanario) situada en el centro y que un terremoto derribaría casi dos siglos después. Este primer campanario acogió una sola campana, fundida en Valencia y traída de una ermita de Puebla de Rocamora que se encontraba en ruinas y que pertenecía al marqués.

 Para entonces el tamaño del templo lo hacía más una ermita que una iglesia. Aun así y a petición del Marqués Gaspar de Rocamora, el Obispo Don Juan García Artés logró el nombramiento de iglesia para el templo de Rafal, celebrándose la primera misa en 1640, oficiada por el propio Obispo Don Juan García Artés junto a Don Mosén Jacinto Moreno, primer párroco que regentó la parroquia. A esa ceremonia asistieron los Marqueses Don Gaspar y Doña María Manuela Fernández de Valenzuela.

 El III Marques de Rafal, Juan de Rocamora, fue el que realizó el traslado a la Iglesia de Rafal de la imagen de la patrona del pueblo, Nuestra Señora del Rosario y del retablo, también procedentes de Puebla de Rocamora y ambos existentes a día de hoy (aunque con serias reparaciones hechas tras la Guerra Civil tanto en el retablo como en la imagen de la patrona).

 Fue en tiempos del V Marqués de Rafal Jaime de Rocamora y alrededor del año 1700 cuando el templo fue acabado tras un largo proceso de construcción de unos sesenta años, aunque por aquel entonces todavía no tenía su tamaño actual. Existe un documento que podemos encontrar en el Archivo Histórico de Orihuela (Protocolo Bartolomé Roig 1666), que cita que la obra inicial de construcción del templo fue encargada por Jerónimo de Rocamora a Miguel de Xarana, quien la contrató por 600 libras.

 En 1775 la Marquesa de Rafal Antonia María de Heredia y Rocamora, encargó tres cuadros a los pintores italianos del Rey de España Carlos III, pertenecientes a la escuela de Ribera. La marquesa ordenó que fueran colocados en la Iglesia de Rafal donde todavía permanecen. Las obras son El Purgatorio, La Virgen de la Leche y Martirio de Santa Águeda.

 El terremoto de 1829 con epicentro en Torrevieja destruyó parte del templo al derribarse la torre del campanario sobre el tejado que cubre el altar mayor, causando la única muerte registrada en Rafal debido a ese terremoto.

 La entonces Marquesa de Rafal María del Pilar Melo de Portugal y Heredia que residía en la población pacense de Cheles contribuyó económicamente a la reconstrucción, que fue aprovechada para realizar una nueva ampliación.

 Fue ensanchado el templo hasta su ancho actual y se amplió la separación entre el altar y el fondo del templo, creándose una puerta orientada como la actual puerta principal, pero varios metros más cerca del altar. También fue construida la cúpula y los techos en bóveda actuales, además de la sacristía. Y se construyó un nuevo campanario situado donde está el actual, pero más pequeño y de menos altura, todo esto en tiempos del párroco Salvador Vidal (1830).

 En el periodo 1925 – 1927 con Carlos Irles Vinal como párroco, se realizó la última ampliación que le dio al templo sus dimensiones actuales y su actual aspecto exterior con el derribo de la parte alta del pequeño campanario y la construcción del actual con cuatro campanas, con la excepción del reloj que fue incorporado en 1948 junto a las tres campanas que marcan las horas. Dicho reloj ha sido restaurado e iluminado en el año 2010 por parte de D. Fermín Rico y donado por la empresa Rótulos Rico que él mismo regenta. También se construyó una planta elevada (coro), a la que se accede a través de la torre del campanario.

 En 1988 con D. Joaquín Rodes Roca como cura párroco de Rafal, se ejecutó la última remodelación importante, ésta mucho más de carácter estético que técnico, aunque cabe destacar que se redujeron las dimensiones de los inmensos pilares centrales que datan de 1640, y en los que los obreros encargados de la remodelación encontraron restos humanos emparedados.

 En 1995 se remodeló la sacristía, siendo cura párroco D. Juan Carlos Ferri.

 En el año 2009 se planificaron las obras de restauración, gracias a dos partidas de subvención obtenidas en colaboración con el Excmo. Ayto. de Rafal, Diputación Provincial de Alicante y Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Generalitat Valenciana.

 Dicho proyecto comprendía la restauración de cubiertas de las tres naves, elevación de la Cúpula central y cambio de teja en estilo valenciano, saneamiento de humedades en los muros de la fábrica, sistema subterráneo de ventilación a través de los muros laterales, zunchado de tambor de cúpula, pilares y cimientos, ampliación del presbiterio, ampliación de altares para la colocación de nuevas imágenes que procesionan en Semana Santa reposición de pavimento en mármol blanco Ibiza y negro Marquina, enlucido de fachada y colocación de zócalo en piedra natural (donación de Francisco Castello, Piedra Bateig), y cosido de fachada principal a los muros del templo con sistema cintec. Esta obra ha sido dirigida por el Catedrático de Arquitectura de la Universidad de Alicante, D. Miguel Louis, y realiza por la Ramón Pérez de la Empresa Espacio, técnicos en creatividad y los señores D. José y D. Manuel, de la Empresa Hecofran.

FOTOS ESTADO ANTERIOR Y OBRAS DE LA IGLESIA:

ht Así mismo se ha completado el Campanario con una Cúpula diseñada por el maestro en hierro D. Alberto Velasco y construida por el mismo autor, su compañero D. Jaime Velasco y todo el Equipo de Técnicos de Rafal Metal, empresa del municipio que realiza trabajos metálicos. Un trabajo, que lejos de ser una mera solución arquitectónica a una obra inacabada, representa la tradición y la fiesta que celebra un pueblo en la Resurrección del Señor: “La Graná”. Obra construida en material tan noble, que como diría uno de los grandes: “Aunque el hierro perezca y el hombre caduque, nunca desaparecerá la cultura y la identidad de un pueblo”.

VIDEO MONTAJE CÚPULA:

FOTOS MOTAJE CÚPULA:

 También se han acometido en esta obra, trabajos de decoración y restauración de pinturas en todo el templo por parte de la Licenciada en Bellas Artes Dña. Maite Gilabert. Restauración que ha contado con la colaboración de Conchi Ruiz y Juan Luis Campo en la actuación  de los portones de entrada y sustitución de las puertas laterales de servicio, reparación de la madera interior del templo, decoración de la Iglesia con imitación de incrustaciones en mármol y motivos florares en pan de oro.

FOTOS DECORACIÓN IGLESIA:

 En el día 5 de Febrero de 2011, el Obispo de Orihuela-Alicante Mons. Rafael Palmero Ramos dedicó con rito solemne este templo parroquial bajo el título de Ntra. Sra. Del Rosario, siendo cura párroco el Rvdo. D. Daniel Riquelme Amorós, y Alcalde del Municipio D. José Arronis Navarro.